Chrome Firefox Internet Explorer Opera

Lamentablemente no es posible acceder a Soria Natural desde Internet Explorer 7, actualiza tu navegador a la siguiente versión o prueba las alternativas que aquí te ofrecemos!

Muchas Gracias

Material divulgativo

En esta sección encontrarás toda la información de tu interés: artículos publicados,
entrevistas a profesionales relevantes del sector, información sobre nuestros productos?

Llegan los mosquitos

Son protagonistas de la época estival. En cuanto llegan las buenas temperaturas los mosquitos se convierten en nuestros compañeros más molestos y desagradables. Sus picaduras pueden arruinarnos cualquier tarde de verano.

La picadura es la mordedura de la hembra que necesita alimentarse de nuestra sangre. Al morder, el mosquito inyecta algo de saliva en nuestra piel. Esa saliva contiene una proteína anticoagulante para facilitar la extracción de la sangre. Es esta sustancia la que nuestro cuerpo extraña y por la que reacciona liberando histamina, lo que acaba produciendo el picor. Algunos trucos que puedes apuntar...

Para mantener los mosquitos a raya

Una vez que te ha picado

 

LAS PLANTAS TE AYUDAN

Si quieres proteger la piel, hay algunas plantas y aceites esenciales que te pueden ayudar:

Aceite de almendras dulces (Prunus amygdalus dulcis)

El aceite de almendras dulces protege e hidrata la piel. Contiene ácidos grasos esenciales, principalmente insaturados (oleico y linoleico) y algunos saturados, que refuerzan las membranas celulares de la piel ayudando a mantener su estructura.

Aceite de citronela (Cymbopogon winterianus)

Este aceite, que presenta un suave aroma dulce y alimonado, es muy conocido por sus propiedades para ahuyentar los insectos, y durante mucho tiempo fue un ingrediente común de la cera para hacer velas porque repelía los mosquitos.

Aceite de andiroba (Carapa guianensis)

Es un aceite rico en compuestos terpénicos muy utilizado por las tribus indígenas amazónicas para protegerse la piel de las inclemencias del tiempo, y como repelente de insectos natural ya que presenta un aroma muy intenso. En varios estudios se ha comprobado su capacidad para repeler los insectos y evitar así la picadura de los mismos.

Aceite del árbol del té (Melaleuca alternifolia)

Entre otras muchas aplicaciones, el aceite del árbol del té resulta un remedio muy eficaz tanto para repeler insectos como en caso de picaduras para calmar el picor y, por sus propiedades antisépticas, para evitar que se infecten.

Para aliviar y calmar la piel irritada tras la picadura:

Extracto de ortiga (Urtica dioica)

La decocción de las raíces de ortiga se utilizaba tradicionalmente para lavar las heridas por sus propiedades calmantes, emolientes y vulnerarias. Entre otros constituyentes, la raíz de ortiga contiene ceramidas y ácidos grasos como el ácido (10E,12Z )-9-hidroxi-10,-12 octadecadienoico, componentes fundamentales de los lípidos de la piel que contribuyen a restablecer la barrera cutánea.

Extracto de hipérico (Hypericum perforatum)

El hipérico en uso tópico, por sus propiedades calmantes, cicatrizantes, astringentes, antisépticas y antiinflamatorias puede aliviar las molestias ocasionadas por las picaduras de mosquitos y otros insectos.

Extracto de caléndula (Calendula officinalis)

La caléndula es una de las plantas más conocidas y utilizadas para diversas afecciones de la piel como quemaduras de sol, irritaciones, heridas o infecciones leves y picaduras de insectos. Su contenido en mucílagos, flavonoides carotenos y triterpenos le otorgan propiedades emolientes y suavizantes, cicatrizantes, antiinflamatorias y antiedematosas.

 




Enviar
Volver