Chrome Firefox Internet Explorer Opera

Lamentablemente no es posible acceder a Soria Natural desde Internet Explorer 7, actualiza tu navegador a la siguiente versión o prueba las alternativas que aquí te ofrecemos!

Muchas Gracias

Material divulgativo

En esta sección encontrarás toda la información de tu interés: artículos publicados,
entrevistas a profesionales relevantes del sector, información sobre nuestros productos?

Lecitina de soja, aliada de la salud


La lecitina de soja es un compuesto extraído de la soja muy rico en un tipo especial de grasas, los fosfolípidos, sobre todo en fosfatidilcolina, fosfatidilinositol y fosfatidilserina. Los fosfolípidos son una mezcla compleja que contiene ácidos grasos saludables (linoleico y linolénico), fósforo, colina e inositol -dos sustancias que se incluyen dentro de las vitaminas del grupo B-. La calidad y la eficacia de la lecitina de soja depende de la cantidad de fosfolípidos que contenga, siendo recomendable que sea entre un 98-99%.


La lecitina se encuentra de forma natural en múltiples estructuras de nuestro organismo, principalmente en las membranas de todas las células ya que es fundamental para el conrrecto funcionamiento de las mismas. El cuerpo humano fabrica lecitina en el hígado, para lo cual necesita que la dieta contenga los componentes adecuados: frutos secos, aceites sin refinar y prensados en frío, germen de trigo y cereales integrales, principalmente. La yema de huevo es una buena fuente de lecitina de soja. 


Por su composición, la lecitina de soja tiene una serie de propiedades que resultan beneficiosas para el organismo. 


El alimento del cerebro


A la lecitina se la conoce también como "el alimento del cerebro" ya que es un nutriente esencial para el buen funcionamiento del sistema nervioso. Es necesaria para la formación de acetilcolina, neurotransmisor que entre otras funciones interviene en mantener el estado de consciencia, en la memoria, en la percepción del dolor o en la transmisión de la información visual. Es necesaria para mantener la estructura y función de las membranas neuronales, lo cual es a su vez fundamental para la comunicación de las neuronas, para la conducción de los impulsos nerviosos y para un actividad neuronal normal. En definitiva, contribuye a mantener y mejorar las funciones mentales como el aprendizaje, la agilidad mental, la memoria, la concentración o el estado de ánimo. 


Buena aliada para prevenir las enfermedades cardiovasculares


La lecitina emulsiona las grasas, es decir, las divide en pequeñas partículas y las mantiene en suspensión impidiendo que se depositen en la parede de las arterias. Además, mejora la proporción entre el colesterol bueno (HDL, partículas pequeñas) y el malo (LDL, partículas grandes) y previene la formación de trombos al hacer la sangre más fluida. También se ha visto que disminuye los niveles de homocisteína, que es un factor de riesgo para las enfermedades cardiovasculares. 



Ayuda a cuidar la piel


En los tratamientos de belleza, la lecitina de soja, es un magnífico complemento porque consigue reducir los signos de la edad. Su alto contenido en vitamina E, permite otorgar elasticidad a la piel y prevenir el envejecimiento. También actúa como antioxidante al prevenir los efectos de los radicales libres. Sus componentes también logran retener la hidratación de la piel y evitar la sequedad del rostro. 



Beneficiosa para el hígado y la vesícula biliar


La lecitina puede ayudar a prevenir la formación de cálculos biliares, ya que hace que la bilis sea más fluida, aunque no disuelve los ya formados. Al mejorar el metabolismo de las grasas impide que éstas se depositen en el hígado y puede ser beneficiosa en casos de hígado graso y en otras enfermedades de dicho órgano.



Otras propiedades


En el intestino ayuda a la absorción de las vitaminas liposolubles A, D, E y K. Aporta fósforo orgánico, por lo que se recomienda en casos de estrés, agotamiento físico o mental. 




 





Enviar

Documentación adicional :

Volver